siete razones por las que no tienes dinero en el banco

7 razones por las que no tienes dinero en el banco

No tienes dinero en el banco y cuentas con un trabajo y ganas bien, quizás incluso más que el promedio de las personas, pero estás viviendo al día, y no tienes nada ahorrado. Te preguntas: ¿cómo pasó eso? Te decimos siete razones que te pueden estar afectando económicamente.

No estableces metas

No llegarás a ningún lado a menos que establezcas objetivos. Esto va para tu carrera, tu vida y, por supuesto, tu dinero. Así que comienza a definir metas a corto plazo.

No establecer metas

Establece una meta económica, para que ahorres un porcentaje de tus ingresos durante 12 meses. Toma fuerza y luego ahorra en un período mayor, por ejemplo 5 años, con experiencia te será fácil marcarlas a 10 años. Claro, la vida nos arroja una bola curva de vez en cuando, pero necesitas saber qué deberías estar ahorrado en cada etapa de tu vida. Incluso si tienes reveses de vez en cuando.

Si tienes 25 años, te puede inspirar apuntar alto, y proponerte tener un $1 millón de dólares, euros o pesos. Incluye el valor de una casa. Si tienes 40 años y todavía no tienes nada, procura comenzar ahorrando el 10% de tu ingreso e ir aumentando el porcentaje cada año.

No tienes un presupuesto, o lo tienes, pero no lo cumples

Los presupuestos personales pueden sonar aburridos, creelo o no, es mucho más aburrido no tener dinero. Sólo recuerda alguna ocasión en la que hayas querido ir al cine, o un concierto, o comprar ropa, etc. Determina un presupuesto y ajústate a él. tus ahorros son lo primero, luego administra el resto, de acuerdo a tus necesidades.

Si no comienzas cuanto antes, pagarás la factura de un futuro inmediato no ordenado, y sin dirección.

Malgastas dinero

Cualquier dinero que desperdicies se ha ido para siempre. Puedes generar más, eso no significa que el dinero desperdiciado lo recuperas. Recorta tus gastos innecesarios como los cigarrillos, las cenas, las bebidas en el bar, marcas… Es mucho más importante estar encaminado financieramente, que mostrar un estilo de vido que quizás no te corresponda todavía.

Invita a cenar a tus amigos a tu casa y que todos cooperen en lugar de ir al restaurante de moda más caro, puede beber en casa en lugar ir bares. Aprende a cocinar, en caso de no saber, es divertido, en lugar de pedir comida preparada. Compra cosas que realmente necesites. hazlo por un tiempo, en lo que tus finanzas se mejoran, y aprendas a administrar el dinero, por ejemplo durante 6 meses congela tus gastos.

Si tienes deudas bancarias, habla con tu banco para negociar un reestructura de tu deuda, y reducir las tarifas, siempre se puede. Busca actividades gratuitas los fines de semana, hay muchas, especialmente las culturales, por ejemplo ir a un museo, paseos en bicicleta, teatros (muchas veces tienen promociones), muestra de cine independiente, en fin, hay tantas y es tu tarea encontrarlas.

Malgastar el dinero

No ganas lo suficiente o no trabajas lo suficiente

Si has reducido tus gastos al mínimo, y todavía no tienes dinero en el banco, tal vez, simplemente no ganas lo suficiente. Así que hay que ponerse la camiseta. Optimiza tu trabajo e intenta obtener un ascenso en un tiempo dado. No es fácil, cierto, nada en la vida lo es. Es un buen comienzo, intenta por aquí es la ruta más sencilla para los que son empleados. ¿

También puedes mirar a tu alrededor en busca de alguna oportunidad laboral en la que te paguen mejor. A veces tienes que moverte para salir adelante. No debería ser así, pero lo es. Actualiza tu CV y dale un aspecto profesional. Si sólo estás trabajando al mínimo en su trabajo diario, es decir, sólo esperas indicaciones para ponerte en marcha, y luego quieres salir a las 5 p.m., no es una buena señal para lograr una finanzas robustas.

Siempre tienes deudas de dinero en el banco

Siempre tienes deudas

Si estás endeudado con el banco o tienes tarjeta de crédito y solamente pagas el mínimo, estás trabajando para hacer más gordas las arcas de los banqueros, no para fortalecer tus finanzas.

Haz un plan para pagar todo, comenzando con la deuda con mayor monto, y la que pagas más en términos de la tasa de interés. Establece algunas fechas objetivo. Intenta integrar todas sus deudas para pagar en un plazo dado, después de lograr liquidarlas, sería bueno que te prometas que nunca volverás a endeudarte.

Tienes relaciones que no suman

Tus amigos gastan dinero como si no hubiera un mañana e intentas mantenerte al día. Tal vez están ganando mucho más que tú. O tal vez también tienen deudas que los están arrastrando hacia el abismo monetario como tú. No tengas miedo de decir a tus amistades, será un reto decir no a las salidas, o compras en las que se malgaste el dinero. Descansa un poco de estas relaciones, y busca nuevos amigos con el mismo interés de ahorro, únete a actividades financieras para socializar con nuevas personas.

Una forma de cambiar de ambiente es inscribirse a clubes de lectura, grupos de senderismo, clases de cocina, etc., etc. Pronto entrarás a un nuevo mundo con personas enfocadas a intereses que te lleven a unas finanzas sanas.

Vive con la persona «indicada»

Tu pareja gasta mucho y tienes demasiado miedo de decírselo después de tantos años. Pero, ¿por qué dejar que un gastador tome las decisiones de dinero? ¡No tiene sentido! Toma el control. Si tienes una cuenta entre ambos. Cierrala. Cancele esas tarjetas de crédito conjuntas. E inicien con un plan financiero.

OK, no te enamoraste de alguien por sus hábitos de gasto, O por lo menos eso pensamos. ¡Pero vamos! ¿Vas a trabajar como un burro por el resto de tu vida por nada? No se trata de divorciarse, para nada, ni dejar a tu pareja, sólo de caminar juntos hacia el mismo destino financiero. Así que, ahora en adelante hagan metas económicas para tener dinero en el banco.

Ir arriba