planificación previa y cómo evitar el bajo rendimiento

 La planificación previa comienza tu presupuesto ahora

Vivir una vida llena de alegría y paz requiere que estés financieramente seguro y para ello es la planificación previa. No me malinterpretes, no estoy diciendo que el camino a la alegría y la paz sea el dinero. Creo que nunca experimentaras verdadera alegría y paz mientras estés endeudado. Recuerda que el dinero es energía y la deuda también. Voy a compartir algunos principios que me enseñaron desde jóven esta perspectiva.

Nunca me dieron apoyo económico, gané un poco de dinero de adolescente mientras hacía mantenimiento de césped de vecinos y conocidos. Y desde entonces aprendí que gastar sabiamente conduce a un futuro sabio. Ahorré todo lo que puede. Dave Ramsey dijo: «Conoce a dónde va tu dinero antes de gastarlo«. Fue en esta declaración que comencé mi primer presupuesto, seguí el consejo y creo que logré tener una seguridad financiera a temprana edad.

Comienza tu sistema presupuestario

No importa cuál sea el salario, el presupuesto es absolutamente necesario. Si no se tiene un sistema de presupuesto, gastaras mucho más de lo que crees . Sin darte cuenta, consumes un café en Starbucks cada dos días, una comida con amigos una vez a la semana, una prenda genial que has estado mirando últimamente, un bocadillo y un refresco en la estación de servicio. Lo siguiente, es darte cuenta que has gastado bastante y quedas justo a finales de mes ¡no tienes idea de a dónde se fue todo y estás consternado por saber por qué no puedes ahorrar dinero!

planificación previa mujer con laptop

El primer paso cuando no tienes un presupuesto es guardar cada recibo de cada compra que realices durante un mes. Gasta como lo harías normalmente, y guarda cada recibo mientras lo hace. Si no tienes recibo, simplemente anota tu gas. Lo sé es cansado, y quieres tener éxito, deberás de hacerlo.

Al final del mes, separa todos los gastos por categoría (alimentos, ropa, gasolina, etc.) y mira a dónde se fue todo el dinero. Probablemente el porcentaje en gasolina y comida rápida es mucho más elevado de lo que crees. Ahora que sabes a dónde va todo el dinero, puedes comenzar a recortar gastos en algunas áreas y aumentar el porcentaje en otras (por ejemplo en libros).

El gas, las facturas, la comida y la vivienda son esenciales (simplemente no vivas fuera de tus posibilidades). Así que protege la cantidad destinada en el presupuesto. Asegura cubrir esos gastos esenciales. Desde ese punto, puedes ser creativo. Si te gusta comprar un atuendo nuevo una vez al mes, o una bebida de Starbucks una vez por semana con tus amigos, escríbelo en tu presupuesto. Al elaborar el presupuesto, debes asegurarte de que los gastos y ahorros coincidan con los ingresos.

Sistema de pago en efectivo

El segundo paso es retirar el dinero justo que planeas gastar del banco, después de cada pago de nómina/depósito por servicio. Trabajar en un sistema de pago en efectivo completo te impedirá gastar más de lo que deseas. No podrás pagar algún gusto no planeado. porque no tendrás dinero de sobra para gastar. Usa sobres o carpetas para organizar el dinero por categoría. Un apartado diferente para cada categoría del presupuesto: «Gasolina», «Alquiler», «Entretenimiento», etcétera. Luego, una vez que hayas gastado todo el dinero en ese sobre, deja de gastar. Esto requiere disciplina.

planificación previa para pagar deudas

Estos son los primeros dos pasos básicos de planificación previa para tener un equilibrio financiero. Si eres capaz de dominar estos dos primeros pasos y ser disciplinado mientras lo haces, comenzarás a ver resultados. Incluso si tienes deudas, estos son los primeros dos pasos que debes completar si alguna vez quiere liquidar el saldo rojo. Conoce a dónde va su dinero antes de gastarlo. No gastes dinero que no tienes.

Ir arriba