hacer presupuesto familiar

Presupuesto Familiar

El presupuesto familiar es el encargado de lograr manejar las cuentas del hogar, gracias a este presupuesto es posible que logremos controlar el dinero del hogar de una manera muy responsable y sin incurrir en gastos innecesarios.  Una muy buena forma de llevarlo a cabo es con una periodicidad mensual para que logre acoplarse a nuestros pagos mensuales como empleados. Con él es fácilmente factible llevar el detallado control de lo que ha ingresado y de lo que hemos gastado.

Si los ingresos logran superar a los egresos en cantidad entonces es factible conseguir algún tipo de ahorro, estos obviamente podrían guardarse, emplearse en algún nuevo gasto o simplemente invertirse con la esperanza de multiplicarlos. Por esta razón indiferentemente del estado o de la situación financiera de cualquier familia, el presupuesto representara una herramienta sumamente imprescindible para lograr el tan deseado control sobre las finanzas domésticas.

¿Por qué hacer un presupuesto familiar?

Por las anteriores razones logramos establecer que un presupuesto familiar es completamente útil para:

familia viajando en presupuesto
  • Dar la debida prioridad a ciertos gastos, para de esta manera lograr suprimir o reducir a su máxima expresión los menos necesarios.
  • Almacenar de manera efectiva un monto específico para hacer frente a emergencias o a eventualidades donde necesitemos enfrentar gastos inesperados como (enfermedades, averías del coche, pérdida del empleo y otras).
  • Lograr tener el perfecto conocimiento sobre el destino del dinero y saber a ciencia cierta en que se está gastando, para de esta manera lograr llevar a cabo el efectivo y correcto seguimiento de los mismos, con la firme intención de adquirir conciencia y evitar el derroche de dinero, con lo que se podría ahorrar de una manera mucho más efectiva.
  • Reducir a su mínima expresión o eliminar tajantemente las deudas.
  • Vivir enteramente de acuerdo a las verdaderas posibilidades, y aprovechar las ventajas que conlleva el hacerlo de esta manera.
  • Lograr hacer una previsión acerca de nuestro futuro familiar, logrando la realización de planes concretos para lograr enfrentar el día de mañana de una manera muy estable.

Tenemos que tener muy presente en nuestras mentes que si los gastos superan a los ingresos siempre contaremos con un saldo mensual definitivo que será negativo. Esta eventualidad podría ocurrir en algunos meses y ser compensada en otros con la firme intención de que el saldo anual finalice en positivo.

Aunque la idea es que conozcamos la magnitud y la ocurrencia de estos casos y tratar en lo posible de corregirlos para evitar cualquier situación que pueda comprometer la salud financiera de nuestro hogar.

La importancia del presupuesto familiar

Cuando tienes problemas financieros indiferentemente del tamaño que estos sean o cuando deseas cumplir alguna meta financiera en tu familia es menester destacar la importancia de la realización y puesta en marcha de un presupuesto familiar.

importancia del presupuesto familiar

Una muy buena opción es la de conseguir adquirir las tan famosas tarjetas prepagadas donde tendrás que amoldarte a solamente el dinero precargado en ella y de una manera obligada aprenderás a no extralimitar tus consumos.

A este punto debemos agregar también la importancia de garantizar ingresos que logren mantener los objetivos primordiales familiares, porque definitivamente si los ingresos son menores a los gastos entonces todo estará acabado ates de comenzar.

Veamos tres simples razones por las cuales un presupuesto es de suma importancia.

Para lograr mejorar en base a los errores cometidos en el pasado

Si logramos estructurar nuestro presupuesto tomando en cuenta nuestros gastos e ingresos de los meses anteriores seguramente tendremos un punto de vista sumamente realista del cual partir en la creación de nuestro presupuesto. Este conocimiento nos otorgara muchas herramientas para hacer más efectivo el trabajo y lograr obtener una mirada muy por encima de los demás acerca de nuestras posibles metas trazadas.

Siempre es importante saber en que gastamos el dinero para lograr establecer estrategias para minimizar este impacto en nuestras cuentas, además al tener este conocimiento ya estaremos preparados cuando en un futuro se nos presente un gasto similar, esta preparación podría ayudarnos a evitar estos gastos que ya sabemos son considerados innecesarios.

Para lograr desarrollar metas más ambiciosas

Definitivamente todos y cada uno de nosotros tenemos metas bien especificas a largo plazo entre de las podríamos nombrar la adquisición de una nueva vivienda, un nuevo auto, la universidad de nuestros hijos, el viaje soñado, cancelar deudas pendientes y un sinfín de cosas por hacer. Un presupuesto podría ayudarnos en gran medida a lograr conseguir cada una de estas metas que tenemos en mente, estableciendo de manera programada nuestros gastos en función de lograr alguna de estas metas.

ejercicio en familia

De esta forma podremos ver cada gasto por separado e ir posicionándolos por intereses para lograr eliminar los menos necesarios y desviar dicho dinero en pro de la búsqueda de lograr la meta establecida. Un ejemplo seria lograr reducir las salidas recreativas por el tiempo necesario hasta que logremos conseguir reunir el dinero de la meta planteada.

Para lograr vivir con más plenitud

Es de suma importancia establecer desde un comienzo que nuestro presupuesto incluya una categoría relativa a la diversión así como ya hemos comentado una para las emergencias. Es la mejor forma de complementar la rigidez del presupuesto y de esta manera no sentirnos excesivamente ahogados con las diferentes restricciones que hemos adoptado para lograr las metas planteadas.

Claro está, siempre deberemos de estar muy claros es disfrutar pero con el menor gasto posible, pero esto hará la diferencia al tener certeza de que hay una partida aunque sea pequeña destinada a ciertos gustos y a nuestra diversión. En fin debemos de ver esta diversión como un pequeño premio por el esfuerzo realizado.

plenitud familiar

Definitivamente como hemos visto las ventajas son tangibles desde el primer momento en el que tomamos la acertada decisión de establecer y seguir un presupuesto familiar, indudablemente la recomendación es de que seamos lo más realistas posibles a la hora de planificarlo y tomar la consideración de tatar de ajustar en su justa medida el mismo a medida que vayan pasando los meses.

Esta flexibilidad le da un toque de respiro o de tranquilidad mental a nuestra existencia. Mes a mes deberemos de estudiar los ingresos y los gastos y hacer las correcciones necesarias para lograr gozar de llegar a cumplir nuestras metas, pero siempre sintiéndonos cómodos con los ajustes realizados. Con esta forma de hacerlo logramos obtener metas extremadamente realistas y podremos ver con más claridad la culminación de nuestros objetivos estimados en el presupuesto.

Los objetivos del presupuesto familiar

Cuando tratamos sobre el presupuesto familiar debemos de tener sumo cuidado de darle la importancia necesaria, este debe de convertirse en nuestra más preciada meta, ya que en base a lo que planifiquemos en nuestro presupuesto dependerá en gran medida nuestro éxito financiero en unos pocos años.

Este presupuesto deberemos de llevarlo a la debida y constante evaluación con la firme intención de hacerlo lo más eficiente posible. Esto se logra gracias a la continua evaluación y a los registros guardados de meses anteriores.  Cuando establecemos un presupuesto anual para nuestros gastos familiares es posible que logremos identificar donde estamos fallando en cuanto a los gastos desmesurados para lograr establecer certeras prioridades.

Con esta forma de trabajar el presupuesto podremos una vez que nos libremos de las dañinas deudas comenzar a planificar nuestra jubilación, de esta manera lo más importante es cancelar los compromisos financieros para lograr relajar de una vez por todas los aportes para las demás metas.

El sistema de apoyo

Habitualmente deberemos de tener una reunión financiera con nuestra familia, esto con la firme intención de evaluar y de pesar cada una de las estrategias y cuantificar los objetivos que tenemos planificados. Estas reuniones como sistema de apoyo son sumamente interesantes y muy útiles como medida para fortalecer  nuestro sistema presupuestario.

sistema de apoyo para presupuesto familiar

Es muy común que cuando logremos una determinada meta perdamos ese entusiasmo y caigamos en un letargo donde logremos dañar todo el trabajo hecho o simplemente no busquemos ningún  incentivo necesario para seguir ahorrando y manteniendo un presupuesto familiar.

Obviamente con la creación de este sistema de apoyo podremos seguir trabajando con nuevas y más difíciles metas a medida que vamos logrando subir de nivel por decirlo de algún modo particular.

El debido ajuste de las categorías

Obviamente y como consideración al punto anterior es necesario que lleguemos a establecer metas con cierta regularidad con respecto a nuestro presupuesto y realizar los respectivos ajustes para que las categorías logren coincidir  con nuestros objetivos.

Podríamos colocar un pequeño ejemplo y es que una vez conseguida la adquisición de una nueva casa logremos fijar como siguiente meta la remodelación del patio exterior o la construcción de una piscina. De esta manera estaremos creando una nueva categoría para lograr la efectiva canalización del dinero para lograrla cumplir. Evidentemente cada uno de estos objetivos o metas deben de ser realistas para lograr alcanzarlo y de esta manera no desanimarnos en el camino.

En este apartado tú decides junto a tu familia que tan ajustados deberían de quedar en el presupuesto, esto con la firme intención de lograr las metas con mayor rapidez. Un ejemplo muy común seria que si podemos cancelar nuestro vehículo nuevo en 3 años, logremos planificarlo para hacerlo en año y medio, lo que significaría lograr recortar aún más gastos, pero con la ventaja inmediata de lograr salir o completar la meta de una manera más rápida y eficiente.

Correcto pensamiento a corto y a largo plazo

Cuando logramos establecer los objetivos para nuestro presupuesto. Debemos de hacerlo con un pensamiento consiente de que se llegue a realizar tanto en el corto plazo como en el largo plazo. Debes de recordar que la jubilación siempre debe de ocupar un puesto de honor en tu presupuesto y por lo tanto como mínimo debes de apuntar entre un 10 o un 15 por ciento (10 % – 15 %) de tus ingresos para cumplir el sueño de jubilarte con cierta cantidad de activos para planificar tu vejez de una manera adecuada y sensata.

pensamiento financiero correcto

También es necesario que tengamos ahorrando en nuestro fondo de emergencias por lo menos un año de anticipación antes de pasar a objetivos más efímeros como por ejemplo la remodelación de alguna estancia de nuestro hogar. Con respecto a estas prioridades muchas personas están dispuestas a llevar una vida de una manera un poco moderada. Recordemos que una vez que tengamos establecido nuestro presupuesto establecido y bajo nuestro perfecto control, estaremos en una posición mucho más cómoda para lograr tomar las decisiones adecuadas acerca  nuestras prioridades.

En el caso de que tengamos descendencia este pensamiento a corto y a largo plazo podrá ayudarnos en la correcta planificación de nuestro presupuesto para la inclusión de sus estudios universitarios dentro de él. De esta manera estaremos asegurando su educación gracias a la inclusión de este objetivo. Estas prioridades familiares deben de coincidir con tus prioridades de gasto para que la correcta armonía logre que los objetivos y las metas sean más fáciles de comprobar y de llevarse a cabo en el tiempo.

Conseguir la manera de priorizar nuestras metas de ahorro:

Cuando hayamos logrado nuestro fondo de emergencia y estemos aportando recursos regulares para nuestro fondo de jubilaciones es de suma importancia mantener el correcto orden en nuestros gastos (recordemos que gastar dinero es una de las cosas más fáciles de llevar a cabo), por esta razón debemos de mantener el correcto y continuo seguimiento y análisis de estos gastos y lograr poder detenernos al momento de llegar a los límites establecidos en el presupuesto.

Tenemos que tener un pensamiento muy claro acerca de que este presupuesto familiar será el encargado de facilitarnos nuestro futuro financiero y de convertirlo en un plan exitoso, siempre adaptándolo de manera correcta a las diferentes situaciones que se puedan presentar y a medida que se vayan cumpliéndolas determinadas metas planteadas. Recuerda que con el paso del tiempo tanto tus metas como tus prioridades cambiaran y con ellas debe de cambiar también tu presupuesto.

Elementos, características y claves para la realización de un presupuesto familiar

Entre las claves para mantener un presupuesto familiar que sea ambicioso pero que este ajustado a la realidad financiera de nuestra familia deberemos de seguir estas:

La selección de nuestra herramienta

Elementos del presupuesto familiar

Desde una libreta o un cuaderno de apuntes hasta una hoja de Excel son válidas,  cualquier herramienta donde logremos llevar a cabo el metódico registro de los datos necesarios para la correcta elaboración de nuestro presupuesto familiar. Debemos de mantener el mayor orden en todas nuestras cifras y esta herramienta de anotación debemos de tenerla disponible todo el tiempo.

El correcto llenado de la herramienta

Deberemos de apuntar tanto ingresos como gastos al detalle. Para ello necesitamos disponer de dos columnas para la correcta anotación de estos datos. De esta manera logramos saber a ciencia cierta cuanto entra y cuanto sale de nuestra billetera.

Identificar nuestros ingresos

En esta oportunidad debemos de apuntar detalladamente todos los ingresos, estos deben de apuntarse con un orden específico, primeramente los ingresos fijos como sueldos y salarios y luego los ingresos variables como horas extras, inversiones, colaboraciones, trabajos de manera independiente, etc.

Identificar los gastos

Con respecto a los gastos debemos de ser muy cuidadosos ya que la frecuencia de estos aumenta, (todos los días tenemos gastos, mientras que los ingresos no son diarios) por esta razón la frecuencia de los gastos es mucho mayor y también mayor deberá ser el cuidado y la atención que le prestemos al correcto llenado e identificación de los mismos.

Al igual que los ingresos deberemos de identificar los gastos fijos como el alquiler, transporte, servicios básicos, tarjetas de crédito, mensualidades escolares, los gastos variables como la alimentación, aseo, y finalmente los gastos extras como recreación y ocio, regalos o entretenimiento.

La gestión de su presupuesto

Por medio de los resultados obtenidos logramos la efectiva gestión de nuestro presupuesto. Si los gastos son mayores a los ingresos será de suma necesidad recortar de manera drástica los primeros. Si por el contrario los ingresos son mayores a sus gastos, el sobrante será nuestra verdadera capacidad de ahorro.

gestión del presupuesto familiar

Si usted está dentro de los que se encuentran en el primer escenario esto es una señal de alerta y habrá dos maneras de solucionarlo:

  • Recortar debidamente los gastos variables y los extras.
  • Aumentar de inmediato los ingresos.

Como evidentemente lo segundo es mucho más difícil generalmente la familia recurre al debido ajuste. De todas maneras nuestra mayor recomendación es tratar de ahorrar por lo menos un 10 o un 15 por ciento de nuestros ingresos y lo fundamental de esta organización o reajuste de gastos es que los ingresos cubran a todos los gastos, inclusive los gastos de ahorro.