cálculos para la depreciación

¿Qués es la Depreciación de un Activo Fijo?

Salvo ciertas excepciones, como terrenos, la mayoría de activos fijos tienen sus días contados, así es su utilidad es limitada, conforme pasa el tiempo perderán su valor, al cálculo de esta pérdida se le considera como depreciación. En términos empresariales, cada activo servirá durante un número finito de períodos contables. Dicho valor, para ser aprovechado deberá ser distribuido en tales períodos. Con mayor precisión, el proceso contable para calcular de forma gradual el costo del activo fijo se denomina depreciación.

Es sustancial saber que la depreciación no es un gasto real, sino conceptual, sólo se considera para calcular los impuestos a pagar. Las depreciaciones son de ayuda para disminuir el ingreso gravable, por lo que los impuestos a pagar también disminuyen. Este mecanismo es utilizado para diferir los pagos de impuestos. El valor del dinero en el tiempo cambia, por lo que deducir los activos fijos en los primeros años es conveniente para las empresas.

El cálculo de la depreciación forma parte del proceso de presupuestación de una empresa en el método de contabilidad de acumulación, pero no tiene mucho impacto para un individuo que está elaborando un presupuesto familiar, con la excepción de comprender la tasa de depreciación del automóvil que posee la familia. Las empresas que utilizan el método de contabilidad de caja no tienen que preocuparse por la depreciación de sus activos comerciales.

Depreciación Personal

Para un individuo, la depreciación es cuánto valor pierde un activo con el tiempo. La mayoría de los individuos sólo se preocupan por la depreciación cuando compran un coche. El auto inmediatamente es menos valioso una vez que se lo saca del lote porque ya no es un auto nuevo sino que se considera usado. Los individuos venden o intercambian su viejo auto cuando compran uno nuevo. La depreciación es la diferencia de valor entre el precio por el que se vendió el coche cuando era nuevo y el valor actual de intercambio del coche.

Depreciación Empresarial

La depreciación es un método para hacer coincidir los gastos de un activo a lo largo del tiempo con los ingresos producidos por su utilización en ese mismo período de tiempo. Se utiliza en el método contable de acumulación, que es difícil de entender a menos que seas un contador y te ocupes diariamente de todos esos molestos débitos y créditos.

Digamos que compras una nueva red informática por 50,000 y pagas en efectivo. Esa red servirá a su negocio durante los próximos cinco años. La depreciación está tomando una parte de esos 50,000 y prorrateando en ese plazo. Eso tiene sentido porque no estás consumiendo todo el valor del sistema el primer año, aunque lo hayas pagado en el primer año.

Entendiendo la depreciación acelerada

Si la depreciación no es un tema lo suficientemente complicado, hay una depreciación acelerada. La manera sencilla de reflejar la depreciación en un balance es simplemente dividir el costo de adquisición -que es una manera elegante de decir lo que se pagó por él- por el número de años que se espera razonablemente que dure la adquisición.

La depreciación acelerada dice que el activo se agotará más rápidamente en los primeros años después de la adquisición y eso debe reflejarse en el balance. Por lo tanto, en lugar de dividir simplemente el costo por el número de años, se utiliza una fórmula para amortizar más depreciación en los primeros años que en los posteriores.

La depreciación no es un desembolso de dinero

El desembolso de efectivo se produce cuando compró esa red de computadoras en el primer año. La depreciación es un gasto y se resta de los ingresos que la empresa genera pero no reduce la cantidad de efectivo que la empresa tiene. Sólo se paga por el activo una vez cuando se adquiere.

Todo se deprecia excepto los terrenos

El valor de la tierra no se deprecia como el propio edificio que tendrá que ser reemplazado eventualmente. Ese uso se refleja en la depreciación del edificio a lo largo de su vida útil. Lo que complica las cosas es que cuando el valor de los bienes raíces sube, es tentador pensar que el edificio vale más en el balance general. Ese no es el caso a menos que el edificio se venda realmente al valor aumentado.

Métodos de depreciación

Lo métodos más populares para calcular la depreciación son el de línea recta, suma de años dígito, y el de saldos decreciente. Éstos consideran el costo inicial del activo (monto original y total de la inversión incluyendo impuestos, traslados, instalaciones, etc.), su vida útil, y una estimación del importe rescatado al momento de venderlo. Cabe señalar que en México sólo está permitido depreciar activos con el método de línea recta. Considera el tipo de activo y el sector en el que está registrada la empresa.

Activos que se pueden depreciar

En esta sección se mencionara ejemplos de activos que se pueden depreciar, no pretende ser una lista exhaustiva, más bien es ilustrativa. Observar que la depreciación de activos fijos depende de la vida espera, cuántos más sean los años de vigencia, menor será la depreciación anual permitida.

Activos intangibles

Cargos diferidos. Patentes de invención, marcas, diseños comerciales, industriales, nombres comerciales, transferencia de tecnología.

Activos materiales

Edificios, construcciones, mobiliario de oficina, automóviles, camiones, remolques, maquinaria, autobuses, equipo de cómputo, almacenamiento electrónico, herramienta, equipos para investigación, etc.

Ganancias y pérdidas de capital

Los activos que no son considerados como parte de los productos que ofrece una empresa, si es vendido, puede existir una ganancia o una pérdida extraordinaria de capital. Resultado del valor de venta del activo comparado con su valor en libros. El residual puede jugar un papel importante al momento de pagar impuestos. El impacto depende de la cantidad ganada o pérdida, y la tasa de impuestos gravada por la empresa.

Ir arriba